Motivos de consulta

Dispepsia

A ratos plenitud y a ratos hambre. Y cuando tienes hambre temer el ardor en el pecho, también dolor, que causará haber saciado el apetito. Y cuando estás lleno echar de menos el afán de la búsqueda, el temblor de la necesidad. Hay drogas que lo calman, que incluso logran que lo olvides. Pero el efecto es pasajero. Y siempre hace falta más, tanto del veneno como del remedio. Porque para evitarlo hay que prescindir de tanto placer que no nos merece la pena.

Se parecen tanto el amor y la dispepsia.

Depresión

raúl calvo rico

Tengo su imagen en mis retinas. Es su última visita antes de irse a trabajar a las Antillas, tres meses poniendo en marcha el sistema informático de un nuevo hotel para ociosos del primer mundo. Su mujer se sienta a su lado en silencio, su hijo adolescente de pie tras ellos.

Ha vuelto a engordar. El estrés, me dice. Es duro tener que dejar a la familia. Ha sido incapaz de dejar los antidepresivos, los cuartos o quintos diferentes que lleva probados en sus apenas cuarenta años. Una especie de cata a ciegas. Dice que lo ha intentado, pero la tristeza se le agarraba al esternón como si tuviera que moverse con una armadura de caballero andante.

Su mujer sonríe de medio lado. Una sonrisa que desprecia su debilidad.

Han pasado seis meses de aquello. Ahora es ella quien se sienta sola en la consulta. Me lo cuenta desapasionadamente. Cuanto terminaron los tres meses, no regresó. Tiró todas las cajas de antidepresivos al Caribe y se agarró a la cintura de un mulato que al fin consiguió quitarle la armadura.

Ella vuelve a sonreír, con un matiz de inevitabilidad, y otro de satisfacción. Yo sonrío con ella.

Ronchas

Bernardino oliva fanlo

Tiene que ayudarme. Tengo ronchas en la cabeza y en el cuerpo. Hace cinco meses le dije a mi mujer que había dejado de fumar. Me amenazó hasta con dejarme. Y sé que es capaz. No soy el mejor marido del mundo. Ni siquiera sé si la amo como al principio. Ella, desde luego, no. Ha tenido tiempo de conocerme. Pero creo que sin ella el torrente me arrastraría. Ella, aún, se preocupa por mí. La ropa limpia, la cena preparada, dormir las horas que tocan. Yo no sería capaz de cuidarme solo. Así que hace cinco meses le dije que había dejado de fumar. Por ella, le dije.

Es mentira.

Sigo fumando. En la calle, en las terrazas, nunca a cubierto para que la ropa no huela, nunca en el coche. Me duele el estómago de tanto café y tanto chicle contra el mal aliento. Cada día, al llegar a casa, abandono la cajetilla con tres o cuatro cigarrillos. Al principio la destrozaba con rabia, la escondía dentro de la papelera que hay tras la esquina y juraba que había sido la última vez. Ahora la dejo a la vista, apoyada en equilibrio en el borde, por si alguien más desgraciado o más afortunado que yo los puede aprovechar. O, vaya usted a saber, esperando que ella lo descubra, que terminen la espera y el picor. Cinco meses así. Tengo ronchas en la cabeza y en el cuerpo, me pican y no se van. Desde entonces.

Entradas recientes

Navegantes de Tres Cabezas: s01e07

EDITORIAL

Libre adaptación de “…entre o mar de incerteza e o oráculo de Delfos…” (Juan Gérvas, Acta Sanitaria, 16/4/17)

KNOWMAD EN #SEGPAC con Txema Coll

The US Preventive Services Task Force 2017 Draft Recommendation Statement on Screening for Prostate Cancer

ILUSTRES PERSONAJES con Belén cacereño y María José Fernández Sanmamed

MOTIVOS DE CONSULTA por Nabil Diouri

TIRANDO DEL HILO con Alfonso Villegas

RECOMENDACIONES

Txema: Escuchar Irán (Patricia Almárcegui)

Alfonso: www.personasquesemueven.com

Belén: Call the midwife

Bernardino: #clublecturamed

MÚSICAS

www.mutabase.net

https://zelisko.bandcamp.com/

https://bocfolk.bandcamp.com/

 

 

  1. Navegantes de Tres Cabezas: s01e06 #eligeMFyC Deja un comentario
  2. Navegantes de Tres Cabezas: S01E05 Deja un comentario
  3. Navegantes de Tres Cabezas: S01E04 Deja un comentario
  4. Navegantes de Tres Cabezas: S01E03 #congresis Deja un comentario
  5. Navegantes de Tres Cabezas: S01E02 Deja un comentario
  6. Navegantes de Tres Cabezas: S01E01 1 Respuesta